Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
COSAS DE CORO Y LA FALCONÍA. Hernán. Blanco

El propósito de este blog será mostrar y dar a conocer cosas relacionadas con las personas, sus cosas, la cultura e historia de Coro y Falcón

HISTORIA DEL DIARIO LA MAÑANA

RUBÉN PADILLA Y EL DIARIO LA MAÑANA

 

         Fundador de La Mañana

 

 

Al inicio del año 1953, Ruben Padilla en compañía de Efraín Petit, Ricardo González Rincón, Guillermo Cuartín y Edmundo Lugo deciden visitar al Dr. Rubén López Vargas dueño y gerente de la Editorial Antolino, editora del diario, LA MAÑANA que por razones técnicas y a poco tiempo de su primera salida a la luz pública había dejado de circular, para convencerlo de la conveniencia de que el tabloide matutino circulara de nuevo. Sugerencia que fue aceptada y con gran deferencia atendida. El diario reanudó su circulación bajo la Dirección de Rubén López, siendo Padilla su Jefe de Redacción, Petit Jefe de Información y reportero, González Rincón encargado de la Sección Internacional y Diego Nicolás Chirino incorporado posteriormente, fue responsabilizado de la Administración. Poco después se incorporó Virgilio Medina. Este mismo grupo son quienes deciden contactar a Atilio Yánez Esis para que se encargara de la gerencia de publicidad, fue así como estos emprendedores Lograron sortear la carencia del personal técnico idóneo, optimizaron la corresponsalía de Punto Fijo y el diario fue creciendo en circulación y con estricto apego a su función fundamental de informar verazmente. A finales de 1954 Rubén se vio conminado a vender el diario a un consorcio amigos de la dictadura, integrado por Elio H. San Juan, Gregorio J. Magdaleno, Moisés Colina Morles, Dr. Pedro Curiel Ramírez, Dr. Raúl López Lilo, y Gustavo Reyes, los cuales modernizan la empresa con la adquisición de nuevas maquinarias. La nueva gerencia aumentó el personal de periodistas y técnicos, siendo su nuevo director René Quevedo Pachano. En esta nueva administración Padilla y Diego Nicolás Chirinos se mantuvieron en sus cargos. La mujer puso la nota de belleza: Marbella Medina, María Teresa Salcedo, Helena Graterol y Mildred López, le dieron el toque femenino a la vieja casona de la calle Manaure. Entre otros colaboradores podemos mencionar a la profesora Belén San Juan, Pbro. Jesús Hernández Chapellín, Heráclio Guanipa Infante, Ángel S. Domínguez, Mario Lora Álvarez, Juan C. Estéves, Tarcisio Almeida, Jesús Díaz Umbría, Cesar Domínguez, Ramón Goitia, José Vicente Henríquez, Carlos R. Chávez, Francisco Belda Benet, Francisco Belda Planas, Ramón Arteaga, Alfonso Miranda Santos, Ildemaro Alguindigue, Agustín García, Héctor Coronado, Manuel Santos Martínez. La nota editorial la redactaba Rubén Padilla.

Un año después el diario fue vendido a Atilio Yánez Esis, a la razón dueño de la Editorial Orto y al Dr. Rafael González Sirít.. El diario regresó a la calle Zamora a un nuevo local bajó la Dirección de Atilio, y la administración de su esposa Mery López Yánez. Padilla continuó al frente en la Jefatura de Redacción. En los seis años que Padilla estuvo al frente de LA MAÑANA, se desempeño como profesor del Colegio María Auxiliadora, del Colegio Pío XII, también realizó trabajos a destajo del departamento de prensa de la empresa eléctrica, así mismo estuvo ejerciendo la Presidencia de la A.V.P. (Seccional Coro), la Presidencia del Sindicato de Artes Gráficas. Padilla participó como miembro fundador de la Asociación de Boxeo, junto a Benigno Iglesias y Ali López Atienza.

https://2.bp.blogspot.com/-oHMhp7P_l5M/UA1iFpXTW8I/AAAAAAAAARY/PULdblT1Oe4/s400/RENUNCIA+DE+RUBEN+PADILLA+A+LA+MA%C3%91ANA.jpg

 


 RUBÉN Y EL LICEO MARIANO DE TALAVERA

A la caída de la dictadura Rubén Padilla recibió la visita del Profesor Diógenes Barreto, comisionado por el Ministerio de Educación del nuevo gobierno, para organizar el personal docente del Liceo de Punto Fijo que tendría por epónimo al Obispo y republicano Mariano de Talavera. Seis años después, luego de su pasantía por el periodismo, regresaba al calor de las aulas de un centro de educación secundaria, segundo que se creaba en la vieja provincia de Coro en 120 años de vida republicana.

A Punto Fijo se fue Padilla dejando atrás la amada ciudad de sus andanzas, lleno de sueños, nuevos ideales, con la ilusión de servirle con dedicación y fervoroso empeño a esa emergente ciudad que se avizoraba grande en el horizonte de la historia, gracias a los complejos refinadores y puertos petroleros que se estaban desarrollando en el suelo Peninsular.

                            https://lh3.googleusercontent.com/proxy/003jEJX1h_af8I3AIL96E1ONxd0jhbknKBg6aQ0CjAblvvcyKR2mXQEXi18ntxYPiVsKkNmNuf23matKDKKK2WXwVzugqgm7WHx_vWfWsAaD6l5HLOPyZE3_WPd6b8k=s0-d


 

El día 16 de Septiembre de 1958 en una casona de la calle Mariño, el Liceo Mariano de Talavera recién fundado abre sus puertas a 400 alumnos, 16 profesores, 2 secretarias y 6 bedeles. Como Director fue designado al Prof. Diógenes Barreto y como subdirectora  la profesora Zoraida de Martínez. En el año de 1960 se termina de construir el edificio que hoy ocupa. En 1961 egresó la primera promoción que tiene por epónimo a la ciudad, por sugerencia de Padilla que declinó ese honor. El Liceo conquistó el futuro, se hizo símbolo y emblema, reivindicó un tiempo de espera, en presencia que como un sol era luz difundida bajo el azul del cielo y el arrullo de ese inquieto barítono que es el mar de los caribes


 RUBÉN Y EL LICEO MARIANO DE TALAVERA

A la caída de la dictadura Rubén Padilla recibió la visita del Profesor Diógenes Barreto, comisionado por el Ministerio de Educación del nuevo gobierno, para organizar el personal docente del Liceo de Punto Fijo que tendría por epónimo al Obispo y republicano Mariano de Talavera. Seis años después, luego de su pasantía por el periodismo, regresaba al calor de las aulas de un centro de educación secundaria, segundo que se creaba en la vieja provincia de Coro en 120 años de vida republicana.

A Punto Fijo se fue Padilla dejando atrás la amada ciudad de sus andanzas, lleno de sueños, nuevos ideales, con la ilusión de servirle con dedicación y fervoroso empeño a esa emergente ciudad que se avizoraba grande en el horizonte de la historia, gracias a los complejos refinadores y puertos petroleros que se estaban desarrollando en el suelo Peninsular.

                            https://lh3.googleusercontent.com/proxy/003jEJX1h_af8I3AIL96E1ONxd0jhbknKBg6aQ0CjAblvvcyKR2mXQEXi18ntxYPiVsKkNmNuf23matKDKKK2WXwVzugqgm7WHx_vWfWsAaD6l5HLOPyZE3_WPd6b8k=s0-d


 

El día 16 de Septiembre de 1958 en una casona de la calle Mariño, el Liceo Mariano de Talavera recién fundado abre sus puertas a 400 alumnos, 16 profesores, 2 secretarias y 6 bedeles. Como Director fue designado al Prof. Diógenes Barreto y como subdirectora  la profesora Zoraida de Martínez. En el año de 1960 se termina de construir el edificio que hoy ocupa. En 1961 egresó la primera promoción que tiene por epónimo a la ciudad, por sugerencia de Padilla que declinó ese honor. El Liceo conquistó el futuro, se hizo símbolo y emblema, reivindicó un tiempo de espera, en presencia que como un sol era luz difundida bajo el azul del cielo y el arrullo de ese inquieto barítono que es el mar de los caribes

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post