Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
COSAS DE CORO Y LA FALCONÍA. Hernán. Blanco

El propósito de este blog será mostrar y dar a conocer cosas relacionadas con las personas, sus cosas, la cultura e historia de Coro y Falcón

EL IMPERIALISMO SEGÚN PEDRO MANUEL ARCAYA

Este escrito del ilustre falconiano Dr. Pedro Manuel Arcaya, es una joya de su intelecto que nos legó a todos los venezolanos y en particular a los falconianos que pudiéramos tener alguna duda sobre la real existencia del imperialismo, visión política que él en su momento lo percibe como una tendencia que impone en el mundo   la raza supremacista y racista de origen anglosajona, y que yo creo, fue infiltrada y potenciada por una secta  sionista   igualmente supremacista y racista que fundamenta su criterio de dominación, en una teoría que es muy propia de ellos y que tiene ver con “un providencial designio” que los faculta para regir y administrar política y económicamente los pueblos del mundo. 

A mi en lo personal me sorprende grandemente como personas que uno supone cultas y formada para comprender cualquier fenomenología social e histórica, por el hecho de haber pasado por una universidad ,no les diga nada las políticas criminales y genocidas que el imperio Estadounidense aplica a los pueblos del mundo.  Los casos mas recientes que hemos podido visualizar en lo medios informativos es el caso de Bing Laden, captado y entrenado por el imperio para promover grupos terroristas que hicieran el trabajo sucio necesario  para la obtención de los beneficios financieros que siempre persiguen en sus proyectos malévolos. Bing laden entreno a los terroristas que estrellaron los aviones contra las Torres Gemelas,  que el imperio ya tenia preparada para ser implosionadas con altas cargas de dinamita, para los cuales nada importo las vidas inocentes de los pasajeros que venían en los aviones, ni los trabajadores que laboraban en las torres, sus propia gente. Con ese falso  positivo, más el de las falsas pruebas de armas de destrucción masiva que presuntamente tenia Irak se procedió al ataque a y al asesinato de su presidente  Saddam Husein. Posteriormente buscaron al que había fungido como amigo porque se les revelo yéndose a Afganistán con sus talibanes y los asesinaron.

Después siguió Libia y la muerte de su líder Gadafi, para posesionarse del petróleo como lo hicieron con Irak. Allí esta Libia sumida en una guerra fratricida como consecuencia de la locura  Imperial.

Posteriormente crean el ISIS mejor conocido como El Estado Islámico para subvertir el orden en SIRIA siempre  con el petróleo en la mira. Afortunadamente fueron vencidos por Rusia Irán y Siria, después de hacer mucho daño en el Medio Oriente.

En este Momento están inmerso en un ataque a las democracias progresista de América Latina, especialmente contra Venezuela a la que han bloqueado económicamente internacionalmente; a Bolivia   en la cual fue depuesto su Presidente Evo Morales por medio de un golpe de Estado, así como las manipulaciones  judiciales y electorales que se hicieron en Brasil contra Dilma y Lula Da Silva y el sometimiento que se hizo a Ecuador y a Argentina por medio de los crédito del F.M.I.      

Tal comportamiento es tan real que el imperio tiene bloqueado económicamente a más de 30 naciones del mundo por medio de medidas económicas unilaterales que aplica a estas naciones, en flagrante violación del derecho internacional, el cual no le importa un rábano.   Rusia, China, Irán, Cuba y Nicaragua son naciones también victimas de las políticas intervencionistas  del criminal Imperio Estadounidense.  Hernán Blanco

EL  IMPERIALISMO NORTEAMERICANO

 

 

Pedro Manuel Arcaya

Este escrito del ilustre Falconiano Dr. Pedro Manuel Arcaya, es una joya de su intelecto que nos legó a todos los venezolanos y en particular a los falconianos que pudiéramos tener alguna duda sobre la real existencia del imperialismo, visión política que él en su momento lo percibe como una tendencia que impone en el mundo   la raza supremacista y racista de origen anglosajona, y que yo creo, fue infiltrada y potenciada por una secta  sionista   igualmente supremacista y racista que fundamenta su criterio de dominación, en una teoría que es muy propia de ellos y que tiene ver con “un providencial designio” que los faculta para regir y administrar política y económicamente los pueblos del mundo. 

A mi en lo personal me sorprende grandemente como personas que uno supone cultas y formada para comprender cualquier fenomenología social e histórica, por el hecho de haber pasado por una universidad ,no les diga nada las políticas criminales y genocidas que el imperio Estadounidense aplica a los pueblos del mundo.  Los casos mas recientes que hemos podido visualizar en lo medios informativos es el caso de Bing Laden, captado y entrenado por el imperio para promover grupos terroristas que hicieran el trabajo sucio necesario  para la obtención de los beneficios financieros que siempre persiguen en sus proyectos malévolos. Bing laden entreno a los terroristas que estrellaron los aviones contra las Torres Gemelas,  que el imperio ya tenia preparada para ser implosionadas con altas cargas de dinamita, para los cuales nada importo las vidas inocentes de los pasajeros que venían en los aviones, ni los trabajadores que laboraban en las torres, sus propia gente. Con ese falso  positivo, más el de las falsas pruebas de armas de destrucción masiva que presuntamente tenia Irak se procedió al ataque a y al asesinato de su presidente  Saddam Husein. Posteriormente buscaron al que había fungido como amigo porque se les revelo yéndose a Afganistán con sus talibanes y los asesinaron.

Después siguió Libia y la muerte de su líder Gadafi, para posesionarse del petróleo como lo hicieron con Irak. Allí esta Libia sumida en una guerra fratricida como consecuencia de la locura  Imperial.

Posteriormente crean el ISIS mejor conocido como El Estado Islámico para subvertir el orden en SIRIA siempre  con el petróleo en la mira. Afortunadamente fueron vencidos por Rusia Irán y Siria, después de hacer mucho daño en el Medio Oriente.

En este Momento están inmerso en un ataque a las democracias progresista de América Latina, especialmente contra Venezuela a la que han bloqueado económicamente internacionalmente; a Bolivia   en la cual fue depuesto su Presidente Evo Morales por medio de un golpe de Estado, así como las manipulaciones  judiciales y electorales que se hicieron en Brasil contra Dilma y Lula Da Silva y el sometimiento que se hizo a Ecuador y a Argentina por medio de los crédito del F.M.I.      

Tal comportamiento es tan real que el imperio tiene bloqueado económicamente a más de 30 naciones del mundo por medio de medidas económicas unilaterales que aplica a estas naciones, en flagrante violación del derecho internacional, el cual no le importa un rábano.   Rusia, China, Irán, Cuba y Nicaragua son naciones también victimas de las políticas intervencionistas  del criminal Imperio Estadounidense.  Hernán Blanco

 

ESTO ESCRIBIÓ PEDRO MANUEL SOBRE EL IMPERIALISMO     

Grande alarma han causado las publicaciones del periódico americano The Sun, en las que se advierte que ya las miradas de los hombres de Estado de la gran nación Anglo Americana comienzan a dirigirse hacia estos pueblos, considerándolos como campo propicio para el desarrollo de la nueva tendencia que informan su política exterior

Reviste, pues capital importancia el estudio de esa tendencia y la averiguación de si en realidad tiene hondas raíces en el seno de aquellos pueblos la idea de engrandecimientos territoriales, capaz de poner en peligro la existencia de las nacionalidades latinoamericanas

A ese análisis nos concretaremos en este articulo, tomando como base de nuestra apreciación lo que  encontramos expuesto por eminentes pensadores del norte, cuyas ideas, por la autoridad de sus  propagandistas, la frecuencia con que se expresan y el entusiasmo con que se las acoge; por fuerza debemos admitir qué son las que privan en las masas pobladoras de la Federación anglosajona.

Pocas previsiones de estadista han quedado confirmadas por los hechos tan espléndidamente como las que en Venezuela formulo el ilustrado doctor Carlos Becerra con ocasión de la guerra hispano americana, cuando muchos cerebros desprovistos de solidas nociones históricas solo saturados de añejos y ya ridículos odios contra España , hallaba fácil acogida las especie de que los Estados Unidos iban arriesgar la vida de sus marinos y soldados y principalmente  a  gastar sus dineros en una guerra para libertar a cubanos y tagalos, pueblos en toda época despreciados por los sajones y cuando, por admitir esa absurda especie, se le daba absolución a las mas flagrante violaciones de todas as reglas constitutivas del moderno derecho de gente, cometidas abiertamente por los americanos al declarar aquella guerra,  fue entonces cuando la autorizada palabra del Doctor Becerra se dejo oír denunciando los propósitos de Estados Unidos como muy apartados de encaminarse a la independencia de las colonias españolas y dirigidos a sustituirse ellos en el dominio de esas tierras. Pocos meses han transcurridos de la ocupación militar de Cuba y Puerto Rico y los fusilamiento en Filipinas, donde los indígena han combaren al extranjero invasor e incendian las ciudades de sus suelo para liberarse del ajeno yugo, como antaño lo hicieron Sagunto y Numancia, todo esto ha venido a demostrar cuán en lo cierto estaba Becerra y cuan lejos de la verdad andaban los que suponían e Mac-Kinley el caballero andante de estos tiempos, presto a pelear por la libertad de pueblos extranjeros.

Y ahora, triunfante de España los Estados Unidos, fuerte por el apoyo moral de Inglaterra y en la confianza que le inspira su maquinas de guerra y el oro de sus arcas, no hacen misterios de sus miras de expansión territorial que forman el objetivo de su política internacional. Y no ocultan que esa expansión habrá de efectuarse a costa de las nacionalidades latinas de este continente

Es esta ya una doctrina que tiene su nombre: imperialismo para unos y expansión para  otros; que tiene sus apóstoles reclutados entre las mas altas personalidades de aquel país; que cuenta con partidarios convencidos entre los cuales figuran en primer termino Mr. Mac Kinley y sus compañeros de Gobierno, Naturalmente que tiene adversarios que la rechazan rudamente, los cuales en oposición al imperialismo, han tomado como palabra de orden la de americanismo, Pero lo cierto parece ser que los imperialista cuentan con la mayoría de la nación. Cada día ganan terreno en la conciencia popular. 

Oigamos los opositores del imperialismo o de la expansión, cuyas ideas las tomamos principalmente de las dos revistas: The Fórum y the North American Review, en que colaboran los más reputados publicistas yankees, casi todos profesores de la Universidades mayor renombre o personalidades de viso en otros órdenes de esta sociedad.

Siempre han tenido cuidado los propagandistas de doctrinas políticas entre los pueblos sajones, de apoyarse en las tradiciones del pasado, sea para demostrar que sus opiniones son el desarrollo de las que han venido practicándose de antiguo, sea para comprobar que en  circunstancias análogas a las supuestas de actualidad, los hombres venerados del pasado habrían obrado en el sentido de las doctrinas nuevas, por mas que en su tiempo hubiesen procedido de distinta manera.  Es esto lo que hace Mr. Charles Kendall Adams, Presidente de la Universidad de Wisconsin en el número de Marzo último The Fórum, con artículo titulado Colonies and other  Dependencies, del cual traducimos los siguientes párrafos: Nuestra historia nacional es la historia de nuestra expansión. Es probable que Washington jamás pensase en  la posibilidad de que obtuviésemos tierra al oeste del Misisipi. Ciertamente Que ninguna disposición se inserto en la Constitución que se relacionase con EL manejo de nuevos dominios. Pero a pesar de esto, iniciamos la política de expansión desde los comienzo del siglo. Basta la enumeración de las diversas adquisiciones con sus respectivas fechas, para demostrar que esta política no ha sido la característica accidental de tal o cual periodo o partido. La compra de Luisiana en 1803, la adquisición de Florida en 1819, la anexión de Texas en 1845, la adquisición de Oregón en 1846, la de California y Nuevo México en 1848, la compra de Gadsden en 1853, lo de Alaska en 1867; han sido hechos por los cuales no solo se ha indicado la fijeza de nuestra conducta política, sino también se ha aumentado en mas del doble el territorio para el que se hizo la Constitución”

El autor cree en algo como una ley providencial que lleva a los Estados Unidos  a dominar otros pueblos para bien de la humanidad. A la objeción de que es principio fundamental de la democracia que nadie puede ser obligado a sujetarse contra su voluntad a un gobierno en cuya formación no ha intervenido, principio cuya consecuencia, en buena lógica, seria impedir a Estados Unidos gobernar pueblos que no desean sometérseles, contesta así:   Ya lo dijo Guizot, que “nada hay que atormente mas la historia que la lógica”, “y también es cierto que la  lógica y el aferramiento son el espantajo de los hombres de Estado de escasa dotes intelectuales. Desde el momento en que se toma una frase  o máxima fuera de su significación primitiva para aplicarla como perpetuo control de todos los asuntos corrientes, se cae en un sistema de inerte doctrinarismo. Pocos americanos objetaran el principio general de que los gobiernos derivan su justo poder del consentimiento de los gobernados,  pero hemos impuesto un gobierno a los negros e indios, sin tomarnos el trabajo de pedirle su consentimiento. Pudiéramos ir mas lejos y decir que las mujeres del país son gobernadas por leyes para las cuales no se ha tomado su parecer”.

Admira Mr. Adams la organización colonial inglesa y desea que los Estados Unidos la imiten, y fundándose el ejemplo de la misma Inglaterra y el de la antigua Roma, combate la idea de que la expansión territorial puede ser causa de la debilitación de la potencia americana. No duda que los Estados Unidos lograran apropiarse los perfectos métodos de administración de los ingleses, pues dice que el pueblo americano no podría admitir que exista ningún problema político o social cuya solución le sea imposible. Termina este articulo con los siguientes párrafos: “Es incuestionable el querer del pueblo que debemos guardar y apropiarnos lo que hemos tomado. Esta política esta de acuerdo con la inflexibilidad del destino. Por medio de  de repetidas anexiones hemos avanzados a hacia el Pacifico. En los siglos venideros el Grande Océano del Oeste quizás llegara a ser tan importante como el del Este.  Avanzar mas aun nos impele la no interrumpida tendencia del país. Dejar de coger lo que la fortuna del estricto derecho nos ha dado, seria detener la gran corriente histórica de nuestro engrandecimiento, desperdiciar la mejor de las oportunidades y confesarnos inhábiles…La supervivencia de los mejor dotados parece ser una ley de las naciones como de los individuos. Conforme lo ha advertido Mr. Kidd, la zona templada esta ya ocupada. Los prodigiosos descubrimientos con que la ciencia ha hecho adelantar recientemente las manufacturas y los medios de transporte están obligando a un movimiento hacia los trópicos, tal como la historia nos recuerda otro mayor.”

¿“No tomara el pueblo de Estados Unidos parte en ese movimiento universal? Y si participa de él ¿dejara sin protección sus interese distantes? No es dificultoso predecir la solución de estas cuestiones. Y este movimiento no es el imperialismo sino simplemente la aplicación de los métodos del gobierno republicano a gente que jamás han conocido otro sistema que la anarquía, la rapacidad y la crueldad”. 

En la misma entrega de The Forum el profesor L.S. Roww, de la Universidad de Pensilvania, publica un articulo bajo el mote: influece of de war in our public life. Encuentra que las consecuencias de la guerra con España han sido por todo extremo beneficiosas para la vida pública de Norte América, por cuanto ha desarrollado un intenso sentimiento de nacionalismo, que pone a la república en capacidad de ejecutar grandes empresas. Dice que desde antiguo se venia trabajando para inspirar al pueblo americano el deseo de poder e influencia en el mundo, pero que la guerra ultima es la que ha logrado despertar con fuerza irresistible, la cual halla excelente el autor, porque opina que así se apartara la política de su patria de las mezquindades interna para asumir responsabilidades mas altas, elevándose por ello el nivel de la moralidad cívica, a semejanza de lo que ha sucedido en Inglaterra que es por lo visto el pueblo ideal para los americanos. El ultimo conflicto, termina este escritor, representa una de las etapas “en un lento pero incesante proceso en que Inglaterra y  los Estados Unidos han desempeñado y seguirán desempeñando el papel mas importante: la sustitución del orden social a la anarquía, la inestabilidad y el desgobierno. Nuestras adquisiciones territoriales durante la presente centuria, las declaraciones de 1823 y 1865, el establecimiento de la influencia inglesa en la India, China y Egipto, no son sino periodos de gran movimiento – un movimiento que nos llevara inevitablemente a nuevas responsabilidades en América Latina.-  Visto bajo este aspecto el conflicto el fue incontenible como la guerra esclavista.

Efectivamente. Para quien haya estudiado atentamente el desenvolvimiento histórico de la sociedad norte-americana, es manifiesto que sus ideales han sido los mismos del pueblo ingles, como que ambas naciones son de la misma raza cuyo carácter se ha conservado fundamentalmente igual. Cierto es que en la administración publica inglesa existe una mucho mayor suma de moralidad que en la americana, pero esto se explica por la mas antigua serie de tradiciones respetables y la mas solida base de los gobiernos ingleses. Pero realmente, a lo menos el poder judicial de los Estados Unidos tiende cada vez más a igualarse al gran modelo Ingles. Por lo demás, idioma, religión, costumbres leyes, jurisprudencia todo se asemeja en Norte América a Inglaterra. Y así también son iguales sus defectos entre los cuales descuellas en primera línea el inmenso orgullo sajón, que les hace despreciar y considerar como razas inferiores a las suyas, todas las razas extranjeras, principalmente las de color (indios y negros) y mestizas entre las cuales se cuenta a las poblaciones de Centro y Sur América. Ese mismo orgullo y la religiosidad que forma el fondo de la raza sajona (sus amigos dicen que es hipocresía, les han hecho concebir como una misión de lo alto, la de subyugar éstas que juzgan razas inferiores.

Y como también aguijonea a los sajones el deseo del lucro, vemos que a las condiciones morales y místicas, se unen en extraño conjunto otras de puro interés propio. Así se advierte en el celebre ministro ingles Mr. Chamberlain, que ora proclama como una necesidad humana la alianza de los pueblos que hablan, en la grande obra de a civilización tropical (articulo publicado en Escribner’s Magazine, de Nueva York y la Revue des Revues, de Paris, en diciembre ultimo), ora indica como una operación mercantil la ocupación de todas las tierras que puedan acapararse, sosteniendo la teoría de que el comercio sigue al pabellón (the trade follows the flag), según leemos en los discursos que en estos últimos meses ha pronunciado en reuniones de negociantes de los grandes centros comerciales de Inglaterra y los cuales ha publicado The Time de Londres..

Esto inclina al observador imparcial a pensar que mas bien pueden ser las consideraciones de mero interés, y no las místicas de destino providencial, las que mueven a los sajones a sus guerras de conquistas, pues se advierte como han sido de inicuas y atroces todas esas guerras, hasta las mas recientes, entre ellas la inglesa del Sudan, cutos horrores son indignos de la civilización, según los describe con vivos colores el Oficial del ejercito de Kitchener, Mr. Ernest N. Bennet en la Conteporary Review, de Londres, en enero de este año, sin que se hay desvirtuar su terribles acusaciones. Y respecto a los Estados Unidos, se conoce muy bien su despiadada conducta con los Pieles Rojas, destruidos sistemáticamente al extremo de que tales procederes han sublevados los sentimientos humanitarios de algunos raros pensadores americanos, como Mr. L. Leupp, que escribe sobre el particular en el numero de diciembre del Fórum. En cuanto a la iniciada colonización de Filipina, el concepto que de ella se han formado lo tagalos, esta demostrado elocuentemente en la encarnizada guerra que sostienen.

Pero ya sea por sincera creencia de una misión divina de civilización, sea por interesados cálculos, lo cierto es que los Estados Unidos se vanaglorian hoy de estar llamados a subyugar a estos pueblos latinos. La idea es popular entre los yankee y  ya en las inserciones anteriores hemos visto con se la expresa sin ambages. Continuamos con otras citas. En The North American Review, de marzo, encontramos un curioso artículo del ex­­­­­­­-­senador W.A. Peffer, en que abogándose por la anexión de Filipinas, se sientan principios que son todos por extremo sugestivos. Este articulista es profundamente religioso, en todo ve la mano de Dios y se regocija que el pueblo americano sea creyente. “somos,  dice, que cree en la existencia de una Providencia Suprema, que en sus designio y cuando los juzga oportuno, impulsa al mundo hacia adelante. La historia, mirada desde este punto de vista, es la rememoración de las obras de Jehová en el desenvolvimiento del carácter humano evangelización de la tierra. Las naciones y los individuos, decía recientemente un fervoroso clérigo tienen aquí abajo su misión, y es de acuerdo con esta teoría que creemos que los Estados Unidos están llamados a una obra grande. A los Judíos les toco abolir la idolatría, establecer la creencia en un Dios y el deber de obedecer su ley.” “Yo soy el Señor tu Dios, no tendrás otros dioses sino a mi” Los Griegos enseñaron el mundo a pensar y hablar con elocuencia y los romanos hicieron practico el sistema del derecho. ¿Seria demasiado agregar que a los angloamericanos esta encargada la obra de esparcir el Evangelio de la fraternidad entre los hombres, poblar la tierra y gobernarla? Es digno de leerse uno de los argumentos que emplea este escritor para convencer a sus lectores de la necesidad de anexarse las Filipinas. “Los Portorriqueños no estaban alzados contra España, al contrario, satisfecho de su gobierno; no nos pidieron ayuda ni reclamaron nuestra simpatía ni demandaron auxilio para multitudes hambrientas. ¿Por qué pues, ya que tomamos esa isla no habríamos de tomar la de Luzón? Y si tomamos la de Luzón ¿Por qué no hacer los mismo con otra y otras hasta relevar a España de toda responsabilidad de soberanía en esa porción del mundo? La consecuencia en lógica, estricta de tales premisas, es que se cometió una iniquidad contra España al arrebatarle sin pretexto a Puerto Rico y que esa iniquidad no podría servir de antecedentes para arrebatarle también su libertad a los filipinos, pero la ley de Dios descubierta por Mr. Peffer justifica todo esto y en lo que ortos ven una injusticia, él encuentra un solido argumento para otras mayores. Deduzcamos ahora cada quien lo que su criterio le indique acerca de esta pregunta que se hace Mr. Peffer: Los indios han dejado de ser. ¿Cabe que alguien se imagine que pudiera haber sido de otro modo? ¿Y no es esa la historia de la civilización: “Los más débiles dando paso a los mas fuerte, la supervivencia de los mas aptos?”

Verdad es que eminentes estadistas yankee combaten  esas extrañas ideas de conquistas que andan mezcladas con sueños místicos, pero nada pueden contra el torrente invasor. En la misma North American Review ha publicado Mr. Andrew Carnegie, sesudo articulo con el titulo de Americanimo versus Imperialismus, de los que tomamos los siguientes párrafos: “Esos pueblos, los Filipinos, aman sus hogares y su país, sus mujeres y sus hijos al igual de ostros y en ellos pones sus complacencias…Tienen nuestros mismo sentimientos, sin incluir el de la dignidad nacional, que los hace combatir hasta perecer. Ah! también son los mismos los clamores de las madres filipinas y americanas e la desesperación de su dolor caídos los unos defendiendo la patria y los otros invadiendo ajeno suelo! Y sin embargo, los invasores han sido enviados allá por los que creen que su deber es apropiarse de las Filipinas en nombre de la civilización. ¡Deber! ¡Austera deidad! cuan extrañas cosas se ejecutan a veces en tu nombre¡

Pero Estas voces generosas, inspiradas por los más alto sentimientos humanitarios, pasan desapercibidos ante la grita del imperialismo. De esos mismos artículos de Mr. Carnegie tomamos la siguiente cita que trae de las palabras de un obispo protestante, Mr. Doane: “Nada puede variar los hechos ni cambiar la situación, ni hacer retroceder el movimiento avanzante de la voluntad de Dios, que tiende a la final sustitución de la civilización, la libertad y la religión de los pueblos que hablan ingles en lugar del viejo dominio de las razas latinas  y de la Religión Romana. Dios ha escogido al pueblo Americano para se instrumento de su querer en un movimiento mas trascendental que la Reforma de Inglaterra, la liberta de Italia y la unidad germana. Sometidos a él con la serena confianza del que sabe esperar, debemos ponernos ahora a la altura de nuestros deberes actuales”

En Harper’s Magazine  DE Diciembre, el profeso Bushnell Hart considera risible que sea ahora únicamente que los Estados Unidos tengan colonias, pues arguye que siempre la han tenido bajo el nombre de territorios, desde el comienzo de sus historia. Opina, sin embargo, que como las nuevas adquisiciones están distantes, se hace necesaria la formación de un departamento colonial especial, que gobierne estas dependencias bajo principios oligárquicos. Porque también ha sido materia ampliamente discutida entre los yankee, si los pueblos conquistados a España (y naturalmente los que en los sucesivo pueda conquistarse a otras naciones)  habrán de gozar de los derechos de la ciudadanía americana: Óigase sobre esto al Profesor J. B. Mc. Master, de la Universidad de Pensilvania en articulo que trae The Fórum, de diciembre bajo el mote: Annexation and Universal Suffrage, del cual son dignas de retenerse la siguientes expresivas frases: “El suelo Extranjero adquirido por el congreso es una propiedad y no una parte de los Estados Unidos(property not part of the Unites Estates), esos territorios se hallas fuera de, y no bajo la Constitución (are without and not under the Constitucion). Por tanto, a darles el Congresos un gobierno, esta en libertad de establecerlo de la especie que mejor le plazca al Soberano Cuerpo Legislativo, sea atendiendo a los principios del self government, sea desechándolo total o parcialmente, pues no hay la menor obligación de garantizar ni aun un sufragio restringido a los habitantes de los territorios adquirido” 

El Hon Charles Deby, Antiguo Ministro de Estados Unidos en China, en el mismo numero The Forum, enfáticamente dice: “es nuestro deber intervenir en todo lo que ocurra en el exterior en que haya interese nuestros de por medio”.

Tambien los poetas ha cantado el himno de las nuevas ideas.

En “Mac Clure’s Magazine” Mr. Rudyard Kipling, publica un poema titulado The White Man’s Burden, en que trata de transfigurar la política del Imperialismo, presentándola como un sacrificio que deben hacer los pueblos sajones, de su tranquilidad y sus riquezas, trabajando abnegadamente por el bien de otras razas atrasadas e inferiores a civilizar las cuales están llamados ellos por obligación moral, dirigiéndolas acertadamente.

Es pues, una nueva cruzada en la que se predica entre los sajones. Solo que cuando Pedro el Ermitaño, y los que después lo imitaron en plena Edad Media, se andaban por Europa con el crucifijo en la mano, predicando la Guerra Santa, viajaban descalzos, vestidos de harapos, sosteniéndose de las limosnas  publica, y los reyes y Magnates que se iban a Palestina se llamaban San Luis de Francia y Godofredo de Bullon, al paso que en esta cruzada sajona, sus predicadores, si en la mano portan la biblia protestante en que han descubierto el precepto de las conquistas territoriales, en la otra llevan el libro de su contabilidad mercantil para el exacto calculo de sus gastos y ganancias.

A imitación de las viejas doctrinas del derecho divino de los reyes, sostienen estos demócratas de la teoría del derecho divino de su raza. A los tradicionales principios de la justicia de la ley internacional sustituyen otros en que predomina el cuidado de los propios intereses, aun a costa de la independencia de los demás pueblos,

¿Llegaran a verse realizados esos sueños de universal dominación?

¿Perecerán estas nacionalidades latinas, cuya lenta formación fue el resultado de tantos esfuerzos? Desde aquellos de los conquistadores Españoles, que a costa de brillantísimas proezas implantaron en estas tierras los principios cardinales de la civilización europea, hasta los que realizaron nuestros libertadores con las esplendidas manifestaciones de su genios y los infinitos heroísmos de sus corazones en epopeyas magnas, no superadas en los anales de ninguna otra raza

El peligro es evidente para la vida de estos pueblos. Y se comprende su mayor gravedad al pensar en la profunda degeneración, conjunto raro de incapacidad y de desorden a que hemos llegado en la mayor parte de las naciones iberoamericanas. En medio de este desbarajuste corren riesgos de extinguirse todas las energías de carácter nacional y con ellas la independencia de estas repúblicas, cuya única salvación seria el respeto que pudiera inspirar la incontrastable virilidad de sus hijos.

¿Podremos regenerarnos resolviéndonos a ser pueblos serios, como lo son hoy Chile y Argentina?

El problema es arduo. El porvenir se presenta oscuro e indescifrable, y quedaría expuesta a error toda previsión actual.

                   Coro 1905        

                                                                                                                                                                          

                                                                         

                         

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post